26 junio 2009

La mirada original perfecta

Si las fotografías de Aaron Ruell no fueran tan deliciosamente raras, su buena presentación estaría en las casas de las mejores revistas de interiores. Su atención con maldad exacta para detallar, su ojo para el color, su sentido de expresión carente de humor brilla con cada disparo. De algún modo Ruell hace la mirada original perfecta.

1 comentario:

Víctor Núñez dijo...

No es fácil capturar esas miradas y esas tonalidades, es sensacional